El chico de los ojos tristes – Sam Chevalier

La soledad es esa fina línea entre un vacío que nos reclama y la calidez del amor propio abrazando nuestra alma. El gris es ese color que describimos como tristeza, desamparo, temor, pero que tan solo con un soplo de esperanza llena de colores las vetas de la vida. El dolor es ese viejo amigo con quien te tomas un par de copas y, a la larga o a la corta, termina enseñándote cómo seguir a pesar de los golpes. La incertidumbre es ese corazón con heridas al rojo vivo que nos hace preguntarnos mil veces cómo, cuándo, por qué…

El chico de los ojos tristes está lleno de líneas que interpelan, que hacen reflexionar, que piden a gritos ser leídas, así como cada cicatriz que llevamos pide ser sanada. Es un libro que nos habla de vivir, no de sobrevivir, porque cuando sobrevivimos hay una parte de nosotros que –a medias– quiere morir. En sus páginas nos invita a resurgir de esa tierra seca, echar raíces,volver a creer, volver a confiar y, sobre todo, volver a amar. Si alguna vez te hundiste en el mar de la desolación, estas líneas tocarán hasta la fibra más recóndita de tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s